parallax background

“Mi mayor temor es no tener medicinas para mi tratamiento”

“Llamé al 0800Salud y lo primero que pidieron fue el carnet de la patria”
19 Diciembre, 2017
 
Daniela León

Beatriz Montes, paciente de cáncer de mama, aseguró que la escasez de medicinas en el país es mucho más peligros para los pacientes oncológicos que la propia enfermedad, porque puede causarles una recaída o retroceder en su recuperación.

“En el último tiempo se ha agudizado más la falta de medicinas de alto costo en el país, pero tampoco hay medicamentos comunes en las farmacias bien sea para cáncer, varices o hipertensión”, indicó Montes.

 

Explicó que la decadencia en los centros de salud y la mala atención de algunos de sus trabajadores se suman a la crisis del país. “Uno todavía puede tratarse en clínicas privadas, pero a veces te piden cierto medicamento para poder hacerte un procedimiento y en los hospitales te piden todo para ser atendido”.

La paciente confesó que en varias ocasiones hizo varios sacrificios para comprar sus medicinas por una red privada, debido a que el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS) no la tenía.

“Ahora no se consigue nada y no me queda de otra. Mi mayor preocupación es que no tengo medicinas para cumplir mi próximo ciclo y tengo dos hijas que viven todo el tiempo pendiente de si conseguí la medicina”, expresó Beatriz mientras su voz se quebraba al nombrar a sus hijas.

Recordó que las recomendaciones de su médico cada vez que va a consulta son estar en paz y tranquila, pero alegó que eso es imposible en este país. “El médico dice que debes llevar la vida light, que no me estrese porque las chamas me raspen materias o se pongan rebeldes pero el problema es que no pasa, sino que no consigo mis medicinas”.

“Me enferma el hecho de saber que o tengo la medicina y de que cada vez que voy a (la farmacia de) alto costo debo ver a mis hijas llorar y a mi mama por la angustia”, agregó.

Aseguró que ella, como muchos pacientes de cáncer, ha mantenido su salud gracias a donaciones. “A mí me donaron unas medicinas a raíz del fallecimiento de un hermano del amigo de mi hija menor. Al final siempre me llega un ángel que me dona el medicamento, pero hay donaciones porque la persona que se iba a poner ese medicamento se murió”.

Asimismo también dijo que en una ocasión acudió a un bachaquero que vendía los filtros para la quimioterapia en redes sociales, aunque reconoció que no volvería a hacerlo porque estaría respaldando a un delincuente.

El primer caso corresponde a Belkis Solórzano de 50 años, quien perdió la vida luego de no tomarse el tratamiento indicado porque no lo conseguía en ninguna farmacia del país.

A Solórzano se le suma Yamilexi Reyes, de 46 años, quien también perdió el órgano por no conseguir los inmunosupresores que necesitaba. Duró 15 días en proceso de diálisis y luego murió.

Valencia indicó que los decesos por pacientes que rechazan el riñón pueden aumentar paulatinamente si el IVSS no entrega los inmunosupresores y demás medicamentos que necesitan los trasplantados para que el órgano pueda funcionar correctamente.

 

En espera de soluciones

“Las soluciones son muy fáciles, pero están en manos del Estado, del jefe del Seguro Social y del Ministerio de Salud. Cuando ellos den las órdenes para que se les entregue todos los medicamentos a los pacientes en ese momento se acabó el problema y acabarían tantas muertes sin sentido”, apuntó Montes.

Señaló que es necesario un sistema de compra constante de medicinas para Venezuela y que se distribuyan a todas las farmacias, hospitales y clínicas. Confía en que este tipo de medidas podría garantizarles mayor calidad de vida a los pacientes oncológicos.

“Mientras en otros países hay tantos avances del cáncer aquí la gente se muere por un simple tumor en el seno”, agregó.