parallax background

Pacientes prolongan tratamientos por alarmante escasez de medicinas en Táchira

Las precarias condiciones de los pacientes psiquiátricos
13 Noviembre, 2017
Los Magallanes plagado de inmundicia y desidia
13 Noviembre, 2017
 
Eleonora Delgado

Los pacientes con enfermedades crónicas del estado Táchira comenzaron a desatender sus padecimientos y en algunos casos a paralizar el tratamiento. La escasez de medicinas, producto de la crisis humanitaria, alcanzó 80% en la entidad, reportó la presidenta del Colegio de Médicos del estado Táchira, Nelly Núñez.


“Los pacientes no están recibiendo la medicación que corresponde y reciben menos dosis. Por ejemplo, si deben tomar cada 24 horas el fármaco, lo hacen cada 36 horas con el propósito de ahorrar el medicamento”, dijo Núñez.

 

Calificó de alarmante la situación. El déficit de insulina para atender a enfermos diabéticos llegó a extremos peligrosos; además, se suman los altos precios para adquirirla cuando abastecen los anaqueles.

“Los pacientes llegan aquí al colegio y afirman que no tienen cómo comprar la insulina; tampoco lo que corresponde a su padecimiento, especialmente diabetes tipo II”, explicó Núñez.

Un tratamiento, cuando se consigue, tiene un precio de hasta 900.000 bolívares. Los gastos se incrementan abruptamente al buscar el medicamento en Cúcuta, Colombia, donde acuden los pacientes al borde de la desesperación.

La presidenta del Colegio de Médicos señaló que los doctores se sienten frustrados por esta dificultad para conseguir medicinas y recetar tratamientos. Esta es una de las razones que marca el éxodo de médicos, afirmó.


 
“Se están yendo prácticamente cinco médicos por semana y lo puedo corroborar porque debo ir a los registros y notarías a certificar mi firma”, dijo Núñez, quien señaló que los principales destinos de los galenos del Táchira son Chile, España, Ecuador, Guatemala y Colombia.

  • 900.000 bolívares es el precio de un tratamiento contra la diabetes tipo II. Su costo es mayor si se compra en Cúcuta.